Para mantener la intimidad en el jardín, existe una línea de cercas naturales creadas en diversos materiales como son el brezo, mimbre, natural fence, bambú y otros materiales sintéticos, tejidos en varias alturas llegando hasta los dos metros.

Los productos de la línea "cercas naturales jardín" son fáciles de colocar y quedan completamente integrados en el diseño del jardín ya que su aspecto y el material con el que se confeccionan es totalmente natural. Se emplean también como sombreo o en forma de techos rústicos para pérgolas, cenadores y terrazas.