Adoquines

Ofrecemos la posibilidad de visita a obra, presupuesto y colocación del material por parte de nuestros expertos. La colocación de los adoquines es tan importante como la elección de los mismos, por sus tonalidades y posibilidad de combinar en multitud de formas el acabado que ofrece es de gran belleza. Los suelos adoquinados se hallan destinados a soportar cargas pesadas, por ello, el tipo de piedra es de gran dureza (granitos, basaltos…). El adoquín se dispone sobre una capa constituida por una mezcla de arena y cemento de un espesor de 4 a 6 cm. La cual se ha colocado sobre la “caja” que es el nombre que recibe la excavación practicada en el suelo (ha se estar perfectamente plana y compactada). La colocación de adoquines tiene lugar a cordel, situando las juntas alternadas, de tal forma el pavimento mantiene un equilibrio firme. Una vez colocado y compactado, se procede al relleno de las juntas con arena o portland.
El tamaño de la piedra empleado no es muy grande (20x10x10 cm, 10x10x10m. 10x10x5 cm. 5x5x5 cm…) dicho tamaño nos proporciona un excelente manejo.
Existen múltiples diseños en la colocación: Adoquinado alineado en un sentido: Tanto en horizontal como en diagonal al eje de la calzada Adoquinado alineado en dos sentidos: Colocación en espiga Adoquinado colocado con diseño curvo: A modo de ondas, abanico Adoquinado con dibujos resaltados por el empleo de piedras de diferentes colores.