Historia 2018-11-14T10:56:50+00:00

HISTORIA

COLOCACIÓN DE ADOQUINES

COLOCACIÓN DE MAMPOSTERÍA

OBRAS REALIZADAS

PÍDENOS PRESUPUESTO

HISTORIA

Podríamos pensar que el precursor en el uso de mosaicos fue el imperio Romano, pero habría que subrayar que la recreación de motivos religiosos o escenas de las costumbres cotidianas a través de los dibujos con piezas pequeñas de mosaicos (simula la representación pictórica utilizando pequeñas piezas cúbicas de colores) ya habían sido utilizadas por pueblos que precedieron a los romanos.Los pueblos Sumerios y  Griegos, basándose en sus  influencias asiáticas y orientales fueron los que iniciaron esta técnica., las teselas, generalmente estaban hechas a partir de piedra  calcárea, mármol, o vidrio, que, unidas por morteros especiales, y distribuidas formando dibujos ornamentales o figurativos.

Detalle de un resto de Tesela romana de la ciudad de Cartago (Tunisia)
Sala con pavimento de mosaico en la ciudad de Conímbriga (Portugal)
Tesela romana en Conímbriga (Portugal)

La expansión del Imperio Romano por Europa y Norte de África, a partir del S. 11 a. c.  transformará definitivamente los hábitos de los pueblos conquistados. La lengua latina acabó por imponerse como oficial, funcionando como elemento de conexión y de comunicación entre los  pueblos. Las poblaciones, predominantemente de montañas, pasaron a desplazarse con más intensidad hacia los valles y las llanuras formando industrias que se desarrollaron principalmente en la alfarería, las minas, el tejido y las canteras. El imperio romano formó  una extensa red viaria (calzadas romanas), de la que todavía hay muchos vestigios en el presente y que en la época conectaban  los principales centros del Imperio. Esta inmensa “red” de comunicaciones no solo contribuyó a la expansión militar del imperio, con un transporte de tropas rápido y efectivo, sino que dinamizó el intercambio y comercio de materiales entre regiones y pueblos. Se construyeron más de 400 vías diferentes y 100.000 kilómetros de calzada que confluían en la capital del imperio en Roma. El sofisticado diseño y construcción de las calzadas ha permitido que aun hoy permanezcan vestigios de esta colosal obra.

Mapa de las vías romanas (año 125 D.C.)
Construcción de una calzada romana
Vía Appia cerca de Roma en la actualidad

La presencia romana también dejo huellas en el suelo y paredes en forma de mosaicos. En Portugal su gran polo arqueológico de Conímbriga (al lado de Coimbra)  y  en España en la ciudad de Mérida (Emerita Augusta) .En estos núcleos, el arte se manifestó en gran parte en las decoraciones de interiores, donde el arte tomó forma para  ilustrar la realidad  y la religión. La influencia romana dejaba así un legado cultural propio de su expresión que se mantendrá por mucho tiempo.

El adoquinado se utilizó de modo funcional hasta finales del siglo XIX. En tiempos de Napoleón se construyeron grandes avenidas en las ciudades, entre otras cosas para posibilitar que las grandes piezas de artillería circularan por las calles. Más adelante los franceses construyeron las carreteras de pavés. La aparición del automóvil hizo crecer el ritmo de la pavimentación y el adoquinado dejó de ser rendible.

 Hoy se utilizan los adoquinados con motivos estéticos y todavía muchos de los antiguos se encuentran en servicio y en buen estado, incluso en Bélgica y Francia se suelen utilizar para competiciones ciclistas, prueba de la gran robustez de este sistema.