El día de la tierra se celebra anualmente el 22 de abril y muestra el apoyo mundial a la protección del medio ambiente. El principal objetivo, es concienciar a la población a preservar nuestro entorno, y así conseguir una regeneración global y mitigar el cambio climático.

Es importante saber que la regeneración del suelo puede ser parte de la solución a la crisis climática, hídrica y alimentaria. Por tanto, podemos afirmar que para una tener un medio ambiente saludable, debemos tener en cuenta el suelo.

Numerosos estudios afirman que, la salud del suelo y la biodiversidad están estrechamente relacionadas con la salud humana y la sostenibilidad de la Tierra.

Algunas de las ventajas de tener un suelo saludable son:

Por otro lado, Bruc Jardí participa en la misión de despertar el interés en este movimiento de regeneración de los suelos para conseguir un medio ambiente más sano, una inquietud cada vez más común gracias a los medios de comunicación, la educación y algunos talleres.

Además, participamos en la naturalización urbana y la restauración paisajística con materiales recuperados, de proximidad y con materia orgánica de procedencia de restos vegetales de parques y jardines.

Entendemos que la materia orgánica es el primer elemento a tener en cuenta para unos suelos de calidad, con las características necesarias para aportar las funciones eco sistémicas, de resiliencia ante el cambio climático y salud humana.

Cualquier aportación a la mejora del medio ambiente es imprescindible. Aportemos todos nuestro granito de arena a esta gran causa porque la Tierra nos necesita tanto como nosotros a ella.