En Bruc Jardí nos gusta comprometernos con el medio ambiente y con el cuidado de nuestra tierra. Es por esta razón que, con mucha ilusión, hemos querido contribuir a la mejora del roble centenario, conocido como “Roure Gros” de Sant Pere de Vilamajor.

Tal y como os contamos en Octubre vía redes sociales, el Ayuntamiento de Sant Pere de Vilamajor tenía la intención de recuperar y sanar la salud del Roure Gros. Éste, catalogado y monumental, llegaba a alcanzar los 150 años de edad y su estado de salud era muy deficiente. 

Desde Bruc Jardí, participamos en la recuperación de este viejo Roure Gros, con una práctica de gestión sostenible del suelo. ¿Cómo lo hicimos? ¡Os contamos!

Junto con el Ayuntamiento de Sant Pere de Vilamajor, se pusieron en marcha dos medidas para conseguir recuperar el Roure Gros. La primera intervención fue esparcir un acolchado de compost vegetal de granulometría especial y enmendado con estiércol. Con esta acción se suele evitar el sellado superficial del suelo, favorecer la infiltración, mejorar la retención de agua y promover la actividad biológica del subsuelo.

En una segunda intervención, se rodeó el Roure Gros con vallas para evitar el acercamiento de los visitantes. Con esta actuación se pretende evitar la compactación del suelo y, al mismo tiempo, posibles daños a personas en caso de caída de ramas.

“Promover la complejidad ecológica y la fortaleza de la biodiversidad del suelo, por medio de prácticas de gestión sostenible del suelo, un recurso infrautilizado.”

Actuaciones de gestión sostenible del suelo, como la propuesta por el Ayuntamiento de Sant Pere, permiten identificar la participación en al menos 4 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda para el Desarrollo Sostenible de 2030, adoptados por los líderes mundiales en septiembre de 2015:

El suelo es un recurso natural multifuncional y no renovable. Interviene en funciones ecosistémicas como la producción de alimentos, biomasa, el reciclaje de nutrientes, el sostenimiento de la biodiversidad de los ecosistemas terrestres. Contribuye a la regulación climática y al ciclo hidrológico, gracias a la retención de agua, también interviene en la inmovilización de contaminantes.

Por consiguiente y relativo a todas las prácticas favorables al mantenimiento del medio ambiente, en Bruc Jardí nos gusta mostrar nuestros valores y, es por este motivo que, aparte de apoyar iniciativas como esta, ofrecemos también productos ecológicos y renovables como por ejemplo nuestra Ecotraviesa®.

¿Conoces nuestro hashtag #gestiososteniblesols?

Si utilizas nuestro hashtag, podremos compartir en las redes sociales, actuaciones de gestión sostenible del suelo. De esta manera, contribuimos a concienciar de la importancia de la salud del suelo y de sus funciones ecosistémicas. En posteriores comunicaciones hablaremos de estas prácticas sostenibles como: incrementar el contenido de materia orgánica, evitar la erosión, la costra superficial, la contaminación, el drenaje, detención y retención de agua, la mejora de la fertilidad del suelo, regulación de la temperatura local por evapotranspiración, efecto isla de calor.